Diseñamos como lo hace la vanguardia del diseño en el mundo: innovación centrada en el usuario, es decir, diseño estratégico.

Los líderes del diseño en Europa y los diseñadores estratégicos en otros muchos países del mundo saben desde hace tiempo que la importancia reside en las necesidades y deseos del usuario, el externo: tu cliente, ¿sabes de verdad qué le motiva, qué le emociona?, y el interno: los trabajadores, que también comunican la marca si se sienten identificados con ella, contigo. En la sociedad del conocimiento no es suficiente dar calidad y buen servicio, eso se da por supuesto. Hace falta más!

¿Dónde se da entonces el error sistemáticamente?, en que en la realidad, se presuponen o se intuyen, y a veces sobre estudios cuantitativos, no cualitativos, esas preferencias.

Pero hace falta un ingrediente más, uno imprescindible, para diseñar así: tu conocimiento del sector y del negocio.

Potenciar la creatividad de todos los agentes mejorando el proceso y aplicando metodología, así optimizamos tus resultados. Incorporando al cliente y a tus usuarios en el proceso, aumentamos las probabilidades de éxito de tu espacio.

La experiencia durante muchos años diseñando, método y herramientas apropiadas, nos permiten reducir el riesgo e incrementar las probabilidades de acierto, reduciendo la incertidumbre y generando una documentación del proceso de enorme valor para nuestros clientes. Desde el análisis y la interpretación de esta información prototipamos optimizando recursos y generando valor para tu servicio.

Sin entrar a fondo en la metodología, estos pasos son fundamentales para diseñar óptimamente. La creatividad es transversal en todo el proceso.

EMPATIZAR

Entender las necesidades de las personas para las que diseñamos a través de la incorporación del usuario en el proceso.

DEFINIR

Establecer un punto de vista en el que se haga una declaración del problema viable y significativa. Sintetizar la información, establecer conexiones y descubrir patrones.